Cómo solucionar el mal olor en el lavavajillas

El mal olor en el lavavajillas puede ser un problema común en muchos hogares, causando incomodidad y afectando la limpieza de los utensilios. Este inconveniente suele ser resultado de la acumulación de residuos de alimentos, grasa y jabón que se depositan en diferentes partes del lavavajillas, creando un ambiente propicio para el crecimiento de bacterias y moho. En este artículo, te enseñaremos cómo solucionar este problema y mantener tu lavavajillas en perfectas condiciones.

¿Por qué mi lavavajillas huele mal?

El mal olor en el lavavajillas puede deberse a varias razones. La acumulación de residuos de alimentos y grasa en los filtros, las juntas de la puerta y los brazos rociadores es una de las causas más comunes. Además, el moho y las bacterias pueden proliferar en el ambiente húmedo del lavavajillas, contribuyendo al mal olor. A continuación, exploraremos cómo identificar y tratar estas fuentes de olor.

Cómo limpiar el lavavajillas por dentro

Para eliminar el mal olor en el lavavajillas, es fundamental realizar una limpieza profunda de manera regular. Aquí te explicamos paso a paso cómo limpiar el lavavajillas por dentro de forma efectiva, abarcando todas las áreas que pueden causar malos olores. También es importante lavarlo por fuera con un pañito húmedo y vinagre (por ejemplo), para mantenerlo libre de manchas y marcas de los dedos.

1. Limpieza de filtros

Los filtros son una de las partes más importantes del lavavajillas que necesitan ser limpiadas regularmente para evitar el mal olor.

  1. Desmontaje de filtros: Primero, asegúrate de apagar y desenchufar el lavavajillas. Luego, retira los filtros del fondo del lavavajillas. Estos suelen ser fáciles de desmontar, pero si tienes dudas, consulta el manual del usuario.
  2. Limpieza de filtros: Lávalos con agua caliente y jabón, utilizando un cepillo pequeño para eliminar los restos de comida y grasa. Asegúrate de enjuagarlos bien antes de volver a colocarlos. Este proceso debería realizarse al menos una vez al mes para mantener los filtros limpios y funcionales.

2. Limpieza de las juntas de la puerta

Las juntas de la puerta pueden acumular residuos y moho, lo que contribuye al mal olor.

  1. Inspección y limpieza: Utiliza un paño húmedo y un limpiador suave para limpiar las juntas de la puerta. Asegúrate de eliminar cualquier residuo atrapado en estas áreas. Para una limpieza más profunda, puedes usar un cepillo de dientes viejo para llegar a las zonas más difíciles.
  2. Revisión regular: Haz esto al menos una vez al mes para prevenir la acumulación de suciedad. Las juntas limpias no solo ayudarán a mantener el lavavajillas sin olores, sino que también asegurarán un cierre hermético, mejorando la eficiencia del aparato.

3. Limpieza de los brazos rociadores

Los brazos rociadores son esenciales para la distribución del agua en el lavavajillas. Si están obstruidos, la eficacia del lavado disminuirá y pueden contribuir al mal olor.

  1. Desmontaje y Limpieza: Desmonta los brazos rociadores y enjuágalos bajo agua corriente. Si hay obstrucciones en los agujeros, usa un palillo para desatascarlos. Asegúrate de que el agua fluya libremente a través de todos los orificios.
  2. Reinstalación: Vuelve a colocar los brazos rociadores en su sitio una vez que estén completamente limpios. Realizar esta limpieza cada pocos meses ayudará a mantener una distribución de agua óptima y evitará la acumulación de residuos que pueden causar mal olor.

4. Comprobar los desagües

Los desagües del lavavajillas pueden obstruirse con residuos de alimentos y grasa, lo que puede causar malos olores.

  1. Inspección de desagües: Revisa el desagüe del lavavajillas para asegurarte de que no esté obstruido. Si encuentras residuos, retíralos con cuidado. Puedes utilizar un alambre doblado o un cepillo especial para desagües.
  2. Limpieza regular: Limpia el desagüe regularmente para evitar la acumulación de residuos que puedan causar malos olores. Un desagüe limpio garantiza que el agua fluya libremente y que el lavavajillas funcione correctamente.

Cómo quitar el mal olor del lavavajillas con productos caseros

Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

El uso de limpiadores caseros es una forma eficaz y económica de mantener tu lavavajillas libre de malos olores. Estos ingredientes naturales son seguros y efectivos para desinfectar y desodorizar.

  1. Ciclo de vinagre: Coloca una taza de vinagre blanco en un recipiente en el estante superior del lavavajillas vacío. Ejecuta un ciclo completo con agua caliente. El vinagre desinfectará y desodorizará el interior del lavavajillas.
  2. Ciclo de bicarbonato de sodio: Después del ciclo de vinagre, espolvorea una taza de bicarbonato de sodio en el fondo del lavavajillas y ejecuta otro ciclo completo con agua caliente. Esto ayudará a eliminar cualquier olor residual.

Mantenimiento regular para evitar el mal olor

Limpieza semanal

Realizar una limpieza semanal ayudará a mantener tu lavavajillas en perfecto estado y libre de olores desagradables.

  1. Retiro de residuos: Asegúrate de retirar los residuos de alimentos de los platos antes de colocarlos en el lavavajillas. Esto evitará que los residuos se acumulen en el interior del lavavajillas y causen malos olores.
  2. Limpieza rápida: Ejecuta un ciclo corto con vinagre blanco cada semana para mantener el interior fresco y libre de olores. Este sencillo paso puede hacer una gran diferencia en la higiene de tu lavavajillas.

Uso de productos adecuados

El uso de productos adecuados es crucial para mantener tu lavavajillas en buen estado.

  1. Detergentes y aditivos: Utiliza detergentes de buena calidad y considera agregar aditivos como desinfectantes y abrillantadores específicos para lavavajillas. Estos productos ayudan a prevenir la acumulación de residuos y mantienen el lavavajillas limpio. También puedes usar un limpiador de lavavajillas casero.
  2. Pastillas para lavavajillas: Las pastillas pueden contener agentes limpiadores adicionales que ayudan a mantener el lavavajillas limpio y sin olores. Asegúrate de elegir pastillas de buena calidad para obtener los mejores resultados.

Tip extra: Cómo dejar el menaje de cristal reluciente

Para que tus copas y otros utensilios de cristal queden relucientes después de cada lavado, añade una taza de vinagre blanco en el ciclo de enjuague. El vinagre actúa como un abrillantador natural y evita las manchas de agua en el cristal, dejando tus piezas de cristal limpias y brillantes.

Mantén tu lavavajillas libre de mal olor y en perfectas condiciones

El mal olor en el lavavajillas puede solucionarse fácilmente con una limpieza regular y el uso de productos caseros efectivos como el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio. Mantener el lavavajillas limpio no solo elimina los malos olores, sino que también prolonga su vida útil y asegura que tus platos salgan impecables en cada lavado.

Si necesitas ayuda profesional para la limpieza de tu hogar o tu oficina, no dudes en contactar con Limpser, empresa de limpieza en Córdoba que ofrece servicios de limpieza de todo tipo: doméstica, de oficinas, de comunidades y más. Nuestros expertos están listos para ayudarte a mantener tu entorno limpio y saludable.

Solicita tu presupuesto

Frecuencia

Número de operarios