Todo lo que necesitas saber para limpiar el suelo de terrazo exterior

El suelo de terrazo, con su característico brillo y durabilidad, ha sido una opción popular para pisos tanto en interiores como en exteriores durante décadas. Sin embargo, mantener su apariencia original puede ser un desafío si no se conocen las técnicas adecuadas. En este artículo, exploraremos métodos efectivos y consejos para la limpieza del suelo de terrazo, enfocándonos especialmente en cómo limpiar el suelo de terrazo exterior, así como trucos para quitar manchas difíciles y errores que debemos evitar.

¿Qué es el terrazo?

Antes de sumergirnos en las técnicas de limpieza, es importante entender qué es el terrazo. Este material es una mezcla de chips de mármol, cuarzo, granito, y vidrio, unidos con un aglutinante de cemento o resina. Es conocido por su resistencia y por la variedad de diseños que se pueden crear con los diferentes colores de los agregados.

Materiales necesarios para la limpieza del suelo de terrazo

Para garantizar una limpieza efectiva del suelo de terrazo, es esencial contar con los materiales adecuados. A continuación, te proporcionamos una lista detallada de los utensilios y soluciones de limpieza que te ayudarán a mantener tu suelo en óptimas condiciones:

  • Escoba de cerdas suaves o aspiradora. Antes de aplicar cualquier líquido, es crucial eliminar toda la suciedad superficial. Una escoba de cerdas suaves evitará que el terrazo se raye. Alternativamente, una aspiradora puede ser muy efectiva, especialmente si viene con un ajuste para suelos duros.
  • Mopa o trapo de microfibra. Para la aplicación de la solución de limpieza y para asegurar que el suelo quede sin manchas, usa una mopa o un trapo de microfibra. Estos materiales son suaves y altamente absorbentes, ideales para limpiar sin dejar residuos ni dañar la superficie.
  • Cubeta. Necesitarás una cubeta para mezclar la solución de limpieza. Asegúrate de que esté limpia antes de usarla para evitar transferir suciedad de limpiezas anteriores al suelo
  • Detergente neutro o específico para terrazo. Es vital seleccionar un detergente adecuado para no dañar el sellador del terrazo. Los detergentes neutros son preferibles porque no alteran el pH de la superficie y limpian eficazmente sin riesgo de daños. También existen productos diseñados específicamente para terrazo que pueden ser una excelente opción.
  • Agua. Utilizarás agua como base para tu solución de limpieza. El agua tibia es la mejor opción porque ayuda a disolver el detergente más eficazmente y mejora su capacidad de limpieza.
  • Vinagre blanco (opcional para manchas difíciles). Para manchas más resistentes, como marcas de agua o ligeros depósitos de cal, el vinagre blanco puede ser un excelente aliado. Añade un poco al agua de limpieza para crear una solución natural que ayuda a disolver las manchas sin ser demasiado abrasiva.

Además de estos materiales básicos, podrías considerar tener a mano algunos accesorios adicionales según la necesidad:

  • Guantes de goma. Si usas vinagre o cualquier otro producto de limpieza, protege tus manos con guantes de goma.
  • Rodillo o escurridor. Para escurrir bien la mopa o el trapo y controlar la cantidad de agua que aplicas al suelo.
  • Limpiador a vapor (opcional). Para una limpieza más profunda o para tratar áreas muy sucias, un limpiador a vapor puede ser muy efectivo, siempre que tu tipo de terrazo lo permita.

Reunir estos materiales antes de comenzar el proceso de limpieza facilitará el trabajo y te ayudará a obtener los mejores resultados, manteniendo tu suelo de terrazo limpio, brillante y en buen estado durante mucho tiempo.

Procedimiento general para la limpieza del suelo de terrazo

Antes de comenzar con la limpieza del suelo de terrazo, es fundamental comprender la importancia de cada paso del proceso. El terrazo es un material resistente y versátil, pero requiere cuidados específicos para evitar daños y mantener su estética. Este procedimiento incluye desde la preparación inicial hasta el secado final, asegurando una limpieza profunda y segura.

Paso 1: Barrido o aspirado inicial

El primer paso en la limpieza de suelos de terrazo es eliminar cualquier suciedad superficial. Utiliza una escoba de cerdas suaves o una aspiradora para barrer o aspirar el suelo. Esto ayuda a prevenir rayones durante el mopeado, ya que las partículas de suciedad pueden ser abrasivas bajo una mopa mojada.

Paso 2: Preparación de la solución de limpieza

Una vez el suelo esté libre de polvo y escombros, prepara la solución de limpieza. Llena una cubeta con agua tibia y añade unas gotas de detergente neutro. El detergente neutro es suave con el sellador del terrazo y efectivo para disolver la grasa sin dañar la superficie. Alternativamente, para una opción más ecológica, puedes agregar un poco de vinagre blanco al agua. Sin embargo, es crucial no excederse en su uso para proteger el sellador del terrazo de posibles daños por ácidos.

Paso 3: Mopeado

Con la solución preparada, humedece una mopa o un trapo de microfibra, escurriendo el exceso de líquido para evitar saturar el terrazo. Mopea el suelo con movimientos suaves y regulares, cubriendo toda la superficie sin dejar acumulaciones de agua. Es importante mantener la mopa limpia y húmeda, pero no empapada, para evitar que el agua se filtre entre las juntas del terrazo y cause daños internos.

Paso 4: Secado

El último paso es crucial para preservar el acabado del suelo. Después de mopear, pasa un trapo seco por toda la superficie para eliminar cualquier rastro de humedad. Esto no solo previene las manchas de agua sino que también ayuda a mantener el brillo natural del terrazo. Un secado adecuado es fundamental para evitar la formación de manchas y la acumulación de humedad, que podrían dañar permanentemente el suelo.

Cómo limpiar un suelo de terrazo que está opaco

Para limpiar un suelo de terrazo que ha perdido su brillo y se ve opaco, es importante comenzar con una limpieza profunda. Utiliza una escoba de cerdas suaves o una aspiradora para asegurarte de que toda la suciedad y los residuos sean removidos antes de aplicar cualquier producto. Luego, prepara una solución de agua tibia y detergente neutro (y unas gotas de amoniaco), ideal para no dañar el terrazo mientras eliminas acumulaciones superficiales.

Si la opacidad persiste, podría deberse a la acumulación de ceras viejas o productos inapropiados utilizados en limpiezas anteriores. En este caso, emplea un decerante específico para terrazo para disolver estas capas. Una vez que el suelo esté limpio y libre de residuos, es el momento de pulirlo para recuperar su brillo original. El uso de una pulidora con discos de diamante o piedras especiales para terrazo puede ser muy efectivo. Este paso no solo devuelve el brillo sino que también suaviza la superficie, haciéndola lucir renovada.

Cómo quitar manchas del suelo de terrazo

Las manchas pueden ser particularmente difíciles de eliminar si no se tratan a tiempo. Aquí te ofrecemos algunas soluciones:

  • Manchas de aceite: Cubre la mancha con talco o harina de maíz y déjalo actuar durante algunas horas para absorber el aceite. Luego, limpia con un paño humedecido en una solución de agua y detergente neutro.
  • Manchas de óxido: Puedes usar un limpiador a base de limón o vinagre blanco, aplicando directamente sobre la mancha y dejando actuar por unos minutos antes de limpiar.
  • Manchas de moho: En caso de moho, una mezcla de agua con lejía (usando guantes y ventilación adecuada) puede ser efectiva. Aplica sobre la mancha, deja actuar durante unos minutos y luego limpia bien con agua.

Errores de limpieza que se deben evitar

Para mantener tu suelo de terrazo en la mejor condición posible, evita estos errores comunes:

  • Uso de productos ácidos o alcalinos: El terrazo es sensible a los pH extremos. Evita limpiadores que no sean neutros.
  • Dejar agua estancada: El agua puede penetrar en el terrazo y causar daños. Siempre seca el suelo completamente después de mopear.
  • Uso de herramientas abrasivas: Cepillos duros o estropajos pueden rayar el terrazo. Siempre utiliza mopas o trapos de microfibra.
  • Negligencia en el mantenimiento regular: La falta de cuidado regular puede llevar a la acumulación de suciedad y daño del sellador.

Sosa cáustica y limpieza de suelos: ¿Qué debes saber?

Solicita tu presupuesto

Frecuencia

Número de operarios