Limpieza profesional Post-COVID: ¿Qué ha cambiado?

El mundo empresarial ha experimentado grandes cambios debido a la pandemia de COVID-19. Uno de los aspectos más notables ha sido la evolución en las prácticas de limpieza profesional. Las oficinas ya no se limpian como antes, y aquí te explicamos por qué.

Protocolos de seguridad actualizados

Antes de la aparición del COVID, la limpieza de oficinas se centraba principalmente en la estética y la higiene básica. Sin embargo, la pandemia llevó a una reevaluación de estas prácticas, poniendo la salud y la seguridad de los empleados en primer plano.

Hoy en día, los protocolos de limpieza profesional incorporan medidas de bioseguridad. Esto incluye el uso de desinfectantes de grado hospitalario, la implementación de técnicas de limpieza profunda y la formación continua de los trabajadores sobre las mejores prácticas para reducir la propagación de patógenos.

 

Limpieza de Clínicas en Córdoba

Frecuencia en la limpieza: un cambio sustancial

Antes del brote de COVID-19, muchas oficinas se conformaban con servicios de limpieza al final del día o, en algunos casos, varias veces a la semana. Sin embargo, la aparición del virus cambió esta dinámica por completo. La limpieza de oficinas post-COVID ya no es una actividad que se realiza solo cuando la jornada laboral termina. Se ha vuelto esencial mantener áreas limpias durante toda la jornada laboral.

Dada la capacidad del virus para sobrevivir en superficies durante horas e incluso días, las empresas reconocieron la necesidad de incrementar la frecuencia de limpieza, especialmente en áreas de alto tráfico como recepciones, baños y cocinas. Además, las superficies de contacto frecuente, como manijas de puertas, teléfonos, teclados y elevadores, requieren desinfección varias veces al día.

Para muchas empresas, esto significó un ajuste en sus presupuestos y una reestructuración en sus contratos de limpieza profesional. En lugar de contar con equipos de limpieza que trabajaban principalmente fuera del horario laboral, ahora es común ver a estos profesionales en acción durante el día, equipados con herramientas y soluciones especializadas para combatir el virus.

Esta adaptación no solo proporciona un ambiente más higiénico, sino que también brinda tranquilidad a los empleados, sabiendo que se están tomando medidas activas para proteger su salud en el lugar de trabajo. La frecuencia en la limpieza no solo ha cambiado nuestras oficinas, sino también nuestra percepción sobre la importancia de la limpieza y la desinfección en nuestra vida diaria.

 

Limpieza de Oficinas Comerciales en Córdoba

 

Zonas de mayor riesgo y cómo manejarlas

Si bien es importante mantener limpias todas las áreas de una oficina, hay lugares que presentan un mayor riesgo de propagación del virus. Estas zonas requieren una atención especial y una limpieza profunda.

Baños y áreas de descanso

Los baños y las áreas de descanso son lugares donde las personas tienden a congregarse. Las superficies en estos espacios se tocan con frecuencia y, por lo tanto, deben desinfectarse regularmente.

Salas de reuniones

Dado que las salas de reuniones son espacios donde se realizan discusiones y se toman decisiones cruciales, es esencial mantener un ambiente limpio y seguro. Se aconseja una limpieza profunda antes y después de cada reunión, y si es posible, ventilar el área para asegurar un flujo constante de aire fresco.

Espacios compartidos

Las zonas como cocinas, salas de copiado y espacios abiertos son lugares donde el virus puede propagarse fácilmente. Una buena práctica es designar a un equipo especializado en limpieza profesional para estas áreas, garantizando que se limpien de manera eficiente y regular.

Conclusión

El mundo post-COVID ha traído muchos cambios, y la limpieza de oficinas no ha sido una excepción. Hemos aprendido la importancia de mantener nuestros espacios de trabajo limpios y seguros, no solo para la estética, sino para la salud y bienestar de todos.

Los protocolos de seguridad, las nuevas técnicas de limpieza, la frecuencia de limpieza y las áreas de riesgo se han convertido en aspectos fundamentales de la limpieza profesional. Como dato adicional, recordemos que mantener un ambiente de trabajo limpio y seguro no solo protege a los empleados, sino que también mejora la productividad y la moral del equipo. Ahora, más que nunca, es crucial invertir en servicios de limpieza de alta calidad para garantizar un entorno laboral saludable.

Solicita tu presupuesto

Frecuencia

Número de operarios